Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

Condenados a odiar

Seguramente el hombre esté condenado a ser un lobo para el hombre, lo dice la historia pasada y la historia reciente. Condenados odiar a los que nos dicen que odiemos, ahora nos toca odiar a "los moros". 
Desde nuestro púlpito de la correcta moral nos quejamos de que: “El así llamado estado se ha transformado en el refugio donde estas sabandijas pueden enriquecerse desenfrenadamente”. Esta frase la he escuchado y leído estos días a todas horas, y la verdad es que da miedo pensar que la dijo Adolf Hitler. Qué extraña manía con pensar que somos una raza superior... 
Dijo Miguel de Unamuno que “el fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando”, y así es, porque no diferenciar un marroquí de un paquistaní de un indio... en estos tiempos parece peligroso. No somos mejores por ser europeos, somo seguramente le vergüenza de la historia, llevamos a nuestras espaldas los mayores horrores contra iguales que uno se pueda imaginar. 
En días como hoy he leído que los Reyes Católico…

Carta a un dios

Dios, Alá, Ngai, Visnú, Yahveh o como te llames. ¿Qué clase de castigo has preparado para mí? Creo que lo estoy empezando a descubrir. 
¡Oh! Dios omnipresente, todomisericordioso, omnipotente y omnisciente, ¿por qué se dice de ti que eres omnibenevolente? 
Si el consuelo se encontrara en la fe, si los rezos mitigaran el dolor, las iglesias estarían llenas, pero cada vez están más vacías, porque la sinrazón de cuanto nos rodea hace que nos preguntemos continuamente ¿este era el plan?. 
Hubo un momento de mi vida en la que pensé que si apretaba los puños, rezaba, imploraba a no sé qué dios que se apiadase de mí, en algún momento todo cambiaría. Rogaba a Dios que aflojara un poco la soga, pero no, la siguió apretando. 
La gente creyente me dice que me está poniendo a prueba, yo me descojono de sus pruebas y ahora solamente pienso ¡te reto! estaré preparada para lo que venga. Y si algún día nos vemos las caras, si es verdad toda esa historia del cielo, de un mundo mejor en no sé dónde, al men…