Burdeos a través de mis ojos

Un viaje a través de 25 siglos de historia que te invito a hacer conmigo. 

Desde la Torre Pey-Berland podemos ver la ciudad, sus barrios y calles, y otras torres que compiten por alcanzar las nubes. Esta torre alberga el campanario de la Catedral de Saint-André y fue construida en el s.XV aislada del templo porque se creía que los arcos de la catedral no podrían sostener una campana de 11 toneladas de peso. 
Catedral de Saint-André (s. XII- s.XVI) 
Volvemos al suelo y seguimos las vías del tranvía, sin miedo a que nos sorprenda, buscando la mejor fotografía. ¿Por qué brilla el asfalto que envuelve los raíles? Será para que lo miremos. Si seguimos esas vías llegamos a Saint Michel. Un campanario que llaman "la flecha" alberga un carrión de 22 campanas que cada 15 minutos ofrecen su melodía a quienes recorremos los paseos urbanos del antiguo Burdeos. Y una puerta que abre el paso a los visitantes, la puerta de Aquitania, anoche coloreada como un arcoiris. Sí, arcoris. 

Acompañamos nuestro viaje con desayunos de encanto, desayunos que cuando el reloj se apresura terminamos llamando "brunch"... Y continuamos el camino buscando mascarones bordeleses, esas máscaras que adornan las fachadas de las casas, que no significan nada, solamente amenizan el camino. 
Bulangerie bordolesa
De día una ciudad y de noche otra que refleja la Place de la Bourse. ¿Quién mirará este homenaje a Luis XV pudiendo mirar su reflejo? Incluso desde el otro lado del río Garona la panorámica sobrecoge. Frente a ella, las tres reinas, la Emperatriz Eugenia, Victoria de Inglaterra e Isabel II la de España, desnudas posan frente a decenas de cámaras que se colocan cada noche buscando su mejor retrato.
Le place de la Bourse 
Siguiendo el Garona se alza orgulloso el monumento a los girondinos que recuperaron sus caballos de bronce en 1945 tras ser robados por los alemanes. 

Nos despedimos de la ciudad bordeando la costa, Arcachon, Biscarrosse, Contis les Bains... Costa interminable... 

Espero que te haya gustado, era tu regalo.


@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Hutus y tutsis. Rwanda en el olvido.

Iridiología, otra pseudociencia