Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

La espera de lo que se espera

Pocas cosas desgastan tanto como la incertidumbre. Nuestro propio egoísmo nos hace que desesperemos cuando las cosas no ocurren cuando y como nosotros queremos y nos zambullen en la intranquilidad. 
Esperar de latín sperare (tener esperanza) es quedarse en un lugar hasta que llegue una persona o un hecho. La esperanza se alimenta del optimismo y gracias a ella podemos construir deseos y creer que podemos cumplir sueños. Es como tomar una droga de ilusión. 
Tener esperanza es pensar que somos dueños de nuestro destino, que una pequeña acción puede hacer que tripulemos nuestro mundo. Y cuando creemos que lo tenemos controlado es cuando podemos continuar caminando con paso firme y planificar un 'plan B' ante un imprevisto.
Espero ser quien todo el mundo quiere que sea: valiente, independiente, generosa, resuelta, inteligente, sensata, tenaz... Aunque yo sigo esperando saber quién soy.
Hoy es siempre todavía [Antonio Machado]
@Ohihane

Mi entropía personal

Imagen
"El sufrimiento humano actúa como un gas en una cámara vacía; el gas se expande por completo y regularmente por todo el interior, con independencia de la capacidad del recipiente. Análogamente, cualquier sufrimiento, fuerte o débil, ocupa la conciencia y el alma entera del hombre. De donde se deduce que el "tamaño" del sufrimiento humano es absolutamente relativo, y a la inversa, la cosa más menuda puede generar las mayores alegrías" [El hombre en busca de sentido. Victor Frankl].
El universo, nuestro universo, se mueve hacia el desorden, hacia su destrucción total. Conforme pasa el tiempo todo lo que sustenta nuestro bienestar comienza a desmoronarse como lo hacen los edificios y como lo hace nuestro propio cuerpo. Este deterioro general nos lleva irremediablamente hacia el caos. 
El caos es la ausencia del orden y según Caserman 'la máxima indeferenciación del sistema'. Sentir que nuestro mundo sigue un orden, que pertenece a un sistema, es lo que nos da es…