Entradas

Mostrando entradas de 2017

Ojos de luna llena

Imagen
Cuenta una leyenda que existieron unos hombres de piel clara y ojos como la luna que habitaron al sur de California. Huyeron del sol y crearon una ciudad bajo sus pies, Cahokia, la llamaron. Una ciudad de pirámides y túmulos pero con túneles donde poder vivir de espaldas al sol, una ciudad oscura donde la noche era más larga. Ojos de luna llena, grandes y entusiastas, de esos que esconden atardeceres sobre ruedas y viajes en globo entre nubes de algodón. 

Esta historia ha pasado de generación en generación entre los indios Cherokee pero nadie sabe a ciencia cierta quiénes eran esos hombres misteriosos que escondían sus ojos para no ser descubiertos. 

Qué miedo poder perderse en ellos mientras se hace un "Ich bring dir's" (yo te lo traigo).  Porque cuando hagamos un brindis [1], lo debes hacer mirándome a los ojos y chocando las copas para que los vinos se mezclen y tengas la confianza de que no hay veneno. 

Y mirar la luna llena mientras pienso que alguien me mira...

👊

@Ohih…

El experimento Tuskegee

Imagen
El Informe Belmont fue el primer documento que unificó los principios éticos que debían regir ante cualquier experimento médico que se fuera a realizar con seres humanos. Los tres principios éticos que desarrolló este documentos fueron: el respecto a las personas teniendo en cuenta su consentimiento para ser sujeto de investigación, el principio de beneficencia que obliga a que la investigación busque beneficios para las personas y el principio de justicia que implica que los procedimientos que se usen sean razonables teniendo en cuenta el costo-beneficio. 
Este documento tan importante fue publicado en 1978 y supuso una revolución. Como pasa con todas las normas, hay que indagar en el por qué se decidió hacer un documento así.  
Al terminar los Juicios de Nuremberg, todo el mundo supo que el III Reich había promovido y potenciado que se realizaran experimentos médicos con humanos sin que estos dieran su consentimiento. La humanidad quedó horrorizada al conocer con detalle el tipo de pr…

Mi enfermedad, mi decisión

Mi propia autonomía, como persona que pisa este mundo, implica un derecho irrenunciable que me otorga la potestad de poder decidir sobre lo que creo que es mejor para mí o lo que no lo es. 
Mi enfermedad, mi decisión. Durante toda mi vida he sido yo quien ha decidido las pequeñas cosas de lo cotidiano, qué comer, hacer deporte o no, fumar o no, con quien vivir, a quién amar o a quién olvidar, dónde vivir... pero al final de esta, al final de la vida, hay quien me dice qué es lo que tengo que hacer, opina sobre lo que es mejor para mí. Lo que es mejor para mí... ¿quién lo sabe si no lo sé ni yo mismo? Al final de mi vida, espero estar rodeado de los mejores profesionales médicos y enfermeros, no los mejores en su campo, sino personas que comprendan quien soy, personas que comprendan que la muerte no es haber perdido una batalla, que sepan que la muerte es parte de la vida y que me hagan pasar por este trance con la misma dignidad con la que he intentado vivir.
No quiero que quien dice qu…

El Barco Cabo Machichaco

Imagen
Paseo por las calles de Santander entre árboles de la esperanza y pensamientos que me llevan a recuerdos dolorosos que intento clasificar en mi mente sin dejar que la niña que llevo dentro patalee ante tan persistente sentimiento de rabia. 
Una ciudad curiosa, en realidad dos ciudades en una. Una colina que escala a un barrio obrero con calles desordenadas y un perfecto horizonte bañado en el mar que mira hacia palacios señoriales que recuerdan que una vez Santander tuvo un puerto marítimo que trajo riqueza a sus gentes. 
Es en este mes, noviembre, cuando la ciudad recuerda la mayor catástrofe civil ocurrida en España en el siglo XIX.  Un vapor con nombre "Cabo de Machichaco" atracó en el puerto de Santander en un viaje rumbo a Sevilla. No había atracado en Bilbao debido a los rumores de cólera en la ciudad, así que la mala fortuna quiso que fuera en la capital cántabra donde la historia escribiera un capítulo. Al mediodía se inició un incendio en el barco que hizo que la trip…

Mi entalpía personal

Imagen
Quien me hizo descubrir mi entropía personal no esperaba que acabara escribiendo sobre mi entalpía personal y menos que ésta fuera positiva. 
Nuestro pequeño sistema se puede mantener durante años en un estado de calma que hace todo funcione sin que tengamos que gastar mucha energía para mantenerlo en esa falsa paz. Pero llega el momento en el que el entorno ejerce sobre nosotros una presión tan grande que se comienzan a producir variaciones en nuestra energía y el resultado final puede ser: ganar o perder.  En mi caso, el resultado es, entalpía positiva, una ganancia de energía tan elegante y alucinante que puedo imaginar mi cuerpo elevándose por encima del suelo. Al principio, justo después del estrés, no pude apenas darme cuenta de lo que había ganado, pero sí, he sido capaz de ganar energía, conocimientos... y ahora soy mucho más.... mucho más, solamente eso. 
Mi padre siempre me decía que la vida era más que cuatro lágrimas por quien ni siquiera saborea cuán saladas son, que es un p…

Mi mundo de elefantes

Imagen
¡Quien pudiera navegar entre las nubes para tenerte más cerca! Qué difícil es arrancar de mis entrañas emociones que me paralizan, qué difícil es olvidar sensaciones, olores, aprendizajes... Pero ¿las quiero olvidar? Mejor sería poder almacenarlo en una caja que solamente se pudiera abrir cuando uno estuviese preparado. Pero hay cosas que no se pueden meter en cajas, hay recuerdos que hay que volver a masticar una y otra vez para no tener la agobiante sensación de que podrías olvidarlos. 
Encontrarse de frente con el miedo al vacío es tortuoso sobre todo cuando la batalla es cotidiana. Y empeñarse en disfrazarse de una guerrera poderosa comienza a ser extenuante cuando ni siquiera se tienen armas para luchar. 
Mi padre me contó que una tradición hinduista dice que los elefantes cogen el agua del inframundo y después la rocían mientras tejen las nubes. Qué historia más bonita para recordar, recordar cada día rodeada de elefantes. Elefantes guerreros y de la buena suerte, que en algún paí…

Alma siamesa

Imagen
A veces el cosmos te regala un alma siamesa, una persona que camina pegado a ti sin que puedas verla y que comparte contigo las mismas distorsiones, los mismos miedos, las mismas ansias, la misma pasión. Puede que ese encuentro sea fugaz y como lo sabes, intentas retenerlo como quien lee apresuradamente un capítulo más de un libro que quiere devorar. 
Seguramente fue tan efímero que ni siquiera dio tiempo a que vuestros demonios se entendieran o quizá un encuentro suspendido en el aire no permitió que los ojos hablasen. Una noche alargada con miedo a dormir sabiendo que este no es tiempo para los soñadores. 
Y otra vez pensar en el destino [post antiguo ¿Y si todo estuviera escrito?], otra vez pensar que el fin de todo estaba escrito incluso cuando nace.

Solo te doy un consejo: si alguien está apuntando al cielo, no seas tonto y no mires el dedo. Acepta que esta vida es un ensayo para una obra que jamás se estrenará, puedes equivocarte, se te permite. 

@Ohihane

Mi baile maorí

Imagen
En las islas del Pacífico Sur hay un grupo de etnias repartidas por un montón de islas que nadie recuerda que existen. Polinesia, polis nesos, muchas islas. 
Lo que nos contó el capitán Cook (navegante, explorador y cartógrafo británico del siglo XVIII) tras sus viajes al otro lado del mundo fue que las tribus que allí habitaban bailaban con gestos amenazantes antes de la batalla. El Haka. Cuenta la leyenda que este baile maorí tiene su origen en el dios Ra quien tenía dos esposas, "la esencia del verano" y "esencia del invierno". Al yacer con la del verano tuvo un hijo, Tanerore, quien al sacudirse al nacer llenó sus tierras de luz de verano.  A pesar de que hoy me contaras una historia de aeropuerto me gusta más la que cuenta que fueron las mujeres maoríes las que hicieron este ritual por primera vez cuando acudieron en busca de un hombre acusado de matar una ballena y del que solamente sabían que tenía una espantosa dentadura. Con su baile exagerado pretendían que…

Qué difícil dar tantas vueltas

Imagen
¿Te acuerdas? ¿Te acuerdas cuando girábamos una y otra vez? No tenía miedo porque sabía que no me soltarías. Hay veces que no puedo recordarlo y me siento perdida, girando sin control, sola ante una vida que no entiendo, una vida a la que intento dar un portazo, pero no puedo.  Tengo miedo a olvidar todo. Tengo miedo a no recordar cuál era camino a casa.
Por mucho que quiera quedarme agazapada bajos las sábanas, el mundo sigue ahí fuera, esperando a que yo le dé un mordisco. Y seguro que juntas se lo daremos. Valiente descerebrada, siempre arrancas de mí una carcajada traicionera bañada en vino blanco. Porque sé que no habrá reproches por tu parte, porque sé que si me miras me ves a pesar de que el agua me esté cubriendo. Vamos a contar que hemos aprendido a caminar por este mundo aunque gire tan deprisa que queremos precipitarnos. 
Tan amargo ha sido el último trago que ni siquiera sé si tengo fuerza para no abrazarme a la tristeza, pero creo que por una vez voy a intentar ser valiente,…

Sin palabras

Imagen
¿Estás bien? ¿Todo bien? ¿Qué tal estás? 
Desde que tenemos uso de razón nos educan para que contestemos a estas palabras con un “estoy bien” “va todo genial” “no te preocupes, hablamos en otro momento” y vamos guardando y guardando lo que verdaderamente sentimos. Nos pasamos la vida atendiendo a recomendaciones de quienes ni siquiera nos comprenden: “tranquila, las cosas siempre pasan por algo”, “hay más peces en el río”, “no llores, no ha sido más que un rasguño”, “no pasa nada, tranquila”. 
A corto plazo creer que tienes fuerza para sobrellevarlo todo, negarte a llorar, hacerte la fuerte... es un mecanismo que nos resulta útil para no dejar brotar lo que llevamos dentro realmente. Seguramente hay un miedo irracional a afrontar unas sensaciones que mientras permanecen debajo de la alfombra nos resultan ajenas. 
Liberarnos de las correas que nos reprimen puede parecernos incluso peligroso, ¿y si me vuelvo loca?  ¿Y si lo estoy ya y aún no lo sé? Da miedo poner nombre a lo que nos atenaz…

Te he visto llorar

Imagen
Nunca te había visto llorar, quizá alguna lágrima borrada con la mano si la película lo propiciaba, pero nunca con esa sensación de ahogo que provoca la congoja en la garganta. ¿El motivo? Todos, de hechos nos sobran. 
Te he mirado, aguantando mi llanto, sabiendo que si lo dejaba salir quizá no lo podría volver a encerrar, queriendo recordar cada segundo, queriendo almacenar en mi mente este momento de fragilidad, porque aunque lo niegues, tú también lo sientes, el miedo.

Gino Bartali ha sido tu excusa. Su historia es la culpable de que siempre recuerde 3 minutos de nuestra vida. Este ciclista italiano es considerado el sexto mejor ciclista de todos los tiempos. Cuando el mundo miraba al cielo esperando a que cayera fuego, este ciclista viajaba con su bicicleta por las carreteras italianas entrenándose para ganar por orden del Duce en la vecina Francia. La prensa de la época lo catalogaba como un deportista afín al fascismo pero nada más lejos de la realidad. Católico convencido, ayu…

Adiós con puntos suspensivos

Llevo días sin escribir, llevo días aprendiendo a decir adiós.
Sabes que te has hecho mayor cuando comienzas a despedirte de personas, de proyectos, de recuerdos.... Y no me refiero a esa despedida con esperanza, sino una despedida real, sabiendo que nunca más volverá. Decir adiós es difícil y no siempre lo hacemos  porque preferimos ser infelices en compañía que reconocer la pérdida. 
Decir adiós es poner un punto y aparte, es mirar al futuro sin esperar que te den la mano, saber que puedes volar sola aún a riesgo de caer y que nadie estará para recomponer tus alas rotas. Mirar al final, enfrentarnos al hecho de que, en el momento en que algo nace también comienza a morir.
Ahora prefiero saborear el amargo sufrimiento en la boca que permitir que me sueltes. No conozco otra cosa que el llanto nocturno, que el pataleo y la incomprensión, y no sé si quiero conocerlo. Por eso hoy te digo que el adiós será con puntos suspensivos. Esperaré a que vuelvas, y lo harás con tu mirada azul cant…

Condenados a odiar

Seguramente el hombre esté condenado a ser un lobo para el hombre, lo dice la historia pasada y la historia reciente. Condenados odiar a los que nos dicen que odiemos, ahora nos toca odiar a "los moros". 
Desde nuestro púlpito de la correcta moral nos quejamos de que: “El así llamado estado se ha transformado en el refugio donde estas sabandijas pueden enriquecerse desenfrenadamente”. Esta frase la he escuchado y leído estos días a todas horas, y la verdad es que da miedo pensar que la dijo Adolf Hitler. Qué extraña manía con pensar que somos una raza superior... 
Dijo Miguel de Unamuno que “el fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando”, y así es, porque no diferenciar un marroquí de un paquistaní de un indio... en estos tiempos parece peligroso. No somos mejores por ser europeos, somo seguramente le vergüenza de la historia, llevamos a nuestras espaldas los mayores horrores contra iguales que uno se pueda imaginar. 
En días como hoy he leído que los Reyes Católico…

Carta a un dios

Dios, Alá, Ngai, Visnú, Yahveh o como te llames. ¿Qué clase de castigo has preparado para mí? Creo que lo estoy empezando a descubrir. 
¡Oh! Dios omnipresente, todomisericordioso, omnipotente y omnisciente, ¿por qué se dice de ti que eres omnibenevolente? 
Si el consuelo se encontrara en la fe, si los rezos mitigaran el dolor, las iglesias estarían llenas, pero cada vez están más vacías, porque la sinrazón de cuanto nos rodea hace que nos preguntemos continuamente ¿este era el plan?. 
Hubo un momento de mi vida en la que pensé que si apretaba los puños, rezaba, imploraba a no sé qué dios que se apiadase de mí, en algún momento todo cambiaría. Rogaba a Dios que aflojara un poco la soga, pero no, la siguió apretando. 
La gente creyente me dice que me está poniendo a prueba, yo me descojono de sus pruebas y ahora solamente pienso ¡te reto! estaré preparada para lo que venga. Y si algún día nos vemos las caras, si es verdad toda esa historia del cielo, de un mundo mejor en no sé dónde, al men…

Amar hasta la eternidad

Miluji tě, Ich liebe dich, I love you, Я люблю тебя, ti amo, nakupenda, te quiero, maite zaitut...
Hay quienes dicen que el amor es eterno, que se mantiene en el tiempo. Mienten. Mor deriva de mortem que significa muerte, por lo que a-mor sería "sin muerte" así que la misma palabra encierra la creencia de que el amor perdura hasta la eternidad. ¡Ja!.
Conocemos muchos tipos de amor y solamente uno es el que hace que se pare el tiempo cuando lo sientes, ese es el amor que se siente por un hijo, un amor que no se mendiga, que está ahí, imperecedero. 
Amor de la raíz indoeuropea -amma que era la voz con la que los niños llamaban a sus madres. Es curioso que en euskera se utilice esta forma para llamar a las madres. La misma palabra pone de manifiesto que el amor solamente tendría entidad cuando se siente entre un padre/madre y un hijo. 
Lanzar esas palabras al viento no es gratuito, porque cuando las gritas sin sentirlas estás castigando a la otra personas a la más cruel de las cond…

Enfermeras nazis

Imagen
Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, se llevaron a cabo diversos juicios que intentaron publicitar un falso castigo a quienes habían colaborado con el régimen nazi, pero en realidad no fue así. Miles de personas habían participado en las nefandas políticas de exterminio. Toda una sociedad había mirado hacia otro lado, no solamente con el silencio sino ejecutando con sus propias manos actos terribles que jamás fueron castigados. 
Más de trece millones de mujeres militaron activamente en el partido nazi. Este dato puede parecer baladí, pero adquiere importancia si tenemos en cuenta el contexto social en el que se desarrollaba la labor de muchas en esa época. Quizá, con la justificación de participar en el empoderamiento de la mujer en los procesos de toma de decisiones de aquel momento, de hacerse valer como piezas clave del propio sistema o simplemente por ser depositarias de una maldad inconmensurable, muchas de estas mujeres mancharon sus manos y su alma de sangre.  Y entre esas mu…

Quererme

Me he pasado media vida queriendo ser quien no era, intentado agradar a los demás y sin preocuparme por agradarme a mí misma, haciendo verdaderos esfuerzos por ser perfecta. No lo soy, y me da igual. El desengaño me ha servido como la mejor de la medicinas. Nadie me va a querer con tanta fuerza como puedo llegar a quererme yo a mí misma y es difícil aceptarlo.
En la mayoría de las ocasiones valoro mejor las cualidades de los demás que las mías o expongo mis virtudes buscando el piropo de alguien cuando en realidad no necesito el aplauso de nadie, es una cuestión de falta de confianza y seguro que de eso venden en algún lugar.
Ahora me muevo en un optimismo moderado, me cuido y me mimo porque pienso que cuando todo falle, cuando lo inevitable me atropelle me necesitaré y entonces me tendré a mí misma. Y será suficiente, lo sé. 
La realidad, mi realidad, la puedo modificar en cualquier momento, solamente tengo que moldear mis pensamientos hasta conseguir que mis experiencias y mi 'y…

Buscar la suerte

Francis Bacon dijo que tienes en tus manos el molde de tu propia fortuna. Seguramente es así, eres tú mismo el que puede transformar tu suerte.

Muchas veces crees que la vida tiene demasiados imprevistos fruto de la mala suerte, pero lo tienes que ver como oportunidades para mejorar. Una vida varada esperando a ser rescatada por la suerte, es una vida perdida. Es difícil superar ese sentimiento de que la vida es una condena cuando te invade el sentimiento de pena, pero hay momentos en los que es mejor desplegar las alas y echar a volar, exponiéndose a la buena o la mala suerte. Quizá durante tu vuelo un disparo te sorprenda y te haga caer, pero eso no lo sabes. Lo importante es la actitud y no quedarse buscando la suerte en la mierda que pisas.

Quizá soy demasiado ácida o mordaz en mis pensamientos, pero así soy yo. No pienses en quedarte lamiendo tus heridas mientras otros te adelantan por la derecha. A lo mejor no vuelves a soñar, ¿quién sabe? Pero no echarás la culpa a tu mala suerte…

Aunque no lo sepas

Imagen
Ortega y Gasset dijo que las palabras no dicen nada, les damos una significación nada más, pero cuando el hombre las escribe en realidad no las está diciendo. 
Y así es, a veces queremos decir mucho pero cada palabra que elegimos se queda vacía de significado haciendo que no podamos plasmar la idea que nos ronda en la cabeza. Esto pasa con los sentimientos, intentas expresarlos en cartas para que tengan un orden y un sentido pero después te terminas convirtiendo en esclavo de ese papel, porque no decía lo que realmente estabas experimentando. 
Las palabras pueden ser apresuradas, esas palabras que elegimos desordenadamente para enmascarar la realidad; una experiencia mejor contada para que parezca que no dolió. Otras veces sirven como armas, como pequeños puñales que se clavan y que generan un herida que nunca cura, y crees que dejará de sangrar, pero siempre volverá a abrirse. 
Otros pensamientos se mecen en tu cabeza con melodías, y hacen que tararees continuamente una canción que sola…

Burdeos a través de mis ojos

Imagen
Un viaje a través de 25 siglos de historia que te invito a hacer conmigo. 

Desde la Torre Pey-Berland podemos ver la ciudad, sus barrios y calles, y otras torres que compiten por alcanzar las nubes. Esta torre alberga el campanario de la Catedral de Saint-André y fue construida en el s.XV aislada del templo porque se creía que los arcos de la catedral no podrían sostener una campana de 11 toneladas de peso.  Volvemos al suelo y seguimos las vías del tranvía, sin miedo a que nos sorprenda, buscando la mejor fotografía. ¿Por qué brilla el asfalto que envuelve los raíles? Será para que lo miremos. Si seguimos esas vías llegamos a Saint Michel. Un campanario que llaman "la flecha" alberga un carrión de 22 campanas que cada 15 minutos ofrecen su melodía a quienes recorremos los paseos urbanos del antiguo Burdeos. Y una puerta que abre el paso a los visitantes, la puerta de Aquitania, anoche coloreada como un arcoiris. Sí, arcoris. 
Acompañamos nuestro viaje con desayunos de encanto,…

Melanoma

Hoy 13 de junio es el día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel. No nos damos cuenta de cómo se tatúan los rayos del sol en nuestra piel, año a año desde que éramos pequeños. Aún hoy hay quien cree que si se quema se pondrá más moreno o que si toca una planta estando con la regla, ésta morirá, o morirán ambas... en fin. 
Es el día para hablar del cáncer, para hablar del melanoma. Es curioso cómo flotan las preguntas en mi cabeza, y cómo una pregunta me lleva a otra y otra a otra... ¿De dónde proviene esa palabra? Melanoma... puedo pensar en otra que empiece igual, a lo mejor me sirve de pista. Melanina, melancolía, melena...   
La palabra Melanoma proviene del griego μελάνωμα. Y como pensaba, todas estas palabras tienen la misma raíz. Melas que significa oscuro o negro. La melancolía es uno de los cuatro humores principales del organismo según Hipócrates y Galeno, el humor negro. Melas y kholis que significa bilis. 
Ya conozco el origen de la palabra, y el origen del melanoma. 

Dudar de las dudas

Ayer te vi, caminabas hacia mí, generándome dudas, dudas y miedos, quizá tú sentiste lo mismo. Una frase estúpida y un 'garbancito' de testigo. Hablemos de tus dudas...
Antes de tomar una decisión es habitual dudar, saltar del sí al no y del no al sí continuamente, vacilar entre dos alternativas. Dwo, duo, du, que significa 'lo que está entre dos cosas'.
La vida está llena de determinaciones, continuamente tomamos decisiones que modifican nuestro futuro de alguna manera, pero no podemos anticiparnos al "mañana" por lo que la respuesta ante las dudas es clara: mira antes de saltar, pero ¡salta!.
Hay quienes sufrimos de incertidumbre crónica. Cada vez que nos montamos en un tren nos preguntamos: ¿me llevará donde yo quiero? ¿y si me bajo? ¿va demasiado rápido este tren? No sé por qué somos así, pero lo que sí tengo claro es que si te bajas de este tren nunca sabrás dónde te llevará. Bajarse del tren significa volver caminando cabizbajo a tu tan amada zona de confo…

El tiempo...¿cura?

Imagen
Dicen que el tiempo lo cura todo, que la calma siempre llega cuando menos te lo esperas, pero la verdad es que cuando estás inmerso en un huracán de emociones no eres capaz de asomarte a ese futuro esperanzador. 
Aunque a veces la calma llega, de manera efímera y probablemente más fugaz de lo que nos gustaría. Esa quietud está en el centro del huracán, ahí donde dice la ciencia que no hay nada, ni vientos, ni tormentas, ni nubes.  Ese ojo, ese pequeño agujero de tranquilidad puede llegar a tener unos 30 km de diámetro, suficiente para encontrar en él un buen lugar desde el que ver cómo todo gira a nuestra alrededor. No es el tiempo el que lo cura todo, el tiempo no cura absolutamente nada, solo diluye los recuerdos. Somos nosotros mismos los que sanamos nuestras heridas adaptándonos a nuevas etapas, reinventándonos continuamente, superando obstáculos que antes creíamos insalvables, huyendo de los huracanes, corriendo en otra dirección...
Tú eras el huracán, y yo la alta  torre que desafía…

Puta mariposa

Imagen
Anoche en la serie 'el Ministerio del Tiempo' uno de los personajes dijo: "El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo. Puta mariposa".
El efecto mariposa es una teoría que proviene de un proverbio chino que dice que 'el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo'. Y así es, en un contexto de caos, no se pueden predecir los cambios que producirá una pequeña perturbación.
Fue Edward Norton Lorenz, quien en 1973 puso fin a su trabajo sobre la Teoría del Caos. Este matemático estadounidense decía que si nos imaginamos una mariposa moviendo sus alas a gran velocidad en una parte del mundo y un animal estático en la otra parte, la acción de la primera hará que ambos sean diferentes en el futuro.  
Nosotros, nuestros sistemas son más o menos estáticos pero todos tienden a un desorden natural (la entropía otra vez) y por ello, hacer predicciones sobre lo que pueda pasar en un futuro lejano es complicado ya que en ese espa…

Lex artis en la enfermería

El Colegio de Enfemería de Navarra me brindó la posibilidad de colaborar en su nuevo proyecto: un blog para las y los enfermeras/os donde podamos hablar de temas diversos que tengan que ver con nuestra profesión. 
LEX ARTIS O LA LEY DEL ARTE DE CUIDAR PARA ENFERMERÍA Aristóteles en sus obras difundió la idea de que en la medicina, la arquitectura y la poesía se podían producir transformaciones en la naturaleza de las cosas: en la salud, en el paisaje o en la musicalidad y armonía de las palabras. Este sería el origen del término lege artis que contiene la distinción entre lo que la naturaleza crea y el hombre “re-crea”. 
La lex artis es la obligación de observar las reglas propias de la profesión y cuando se emplea la expresión lex artis ad hoc se complementa el significado al deber de que el comportamiento profesional tenga en cuenta las circunstancias específicas de cada caso. 
Históricamente se hablaba de la lex artis médica, siendo éste el único responsable de todo cuanto aconteciera …

Quiero alas

Quiero alas para volar. 
Una huida hacia adelante consecuencia del cansancio crónico de encontrarme una y otra vez conmigo misma. Si pudiera volar lo haría lejos y muy alto, hasta tocar las nubes, hasta no ver más que estrellas. 
Quiero alas para volar. 
Tener otra perspectiva, desde arriba, donde todo se ve más pequeño, casi insignificante. Codearme con aviones.
Quiero alas para volar. 
Lanzarme al vacío y no tener miedo a lo que pase, saber que en cualquier momento abriré mis alas y me marcharé de ese instante.
Quiero alas para volar.
Sentir vértigo, sentir que sigo viva. 
"Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?" Frida Kahlo