Yo soy enfermera

Mi mundo de filigranas no es ni mucho menos un blog de opinión pero hoy necesito contar lo que pienso. Tras 5 años estudiando una licenciatura y cuando ya tuve el papel en mis manos, decidí dar un cambio y estudiar lo que verdaderamente me gustaba. Y fue radical, cambié un "mi nieta es abogada" por un "mi nieta es enfermera". Sé que muchos opinan que fui a peor pero tengo el total convencimiento de que es la mejor decisión que he tomado en mi vida. [Aprovecho para dar las gracias al que me ayudó a ser quien soy ahora].

Muchos consideran que esta es una profesión de segunda categoría, parece ser que ser médico, juez, arquitecto... es mucho más que ser enfermera. Mucho más ¿qué? Yo desde luego no tengo ningún complejo con respecto a mis compañeros médicos, es más los considero eso, compañeros, ni más ni menos. Pero bueno, ahí está entre mis compañeras enfermeras ese poso de complejo y de sentirse menospreciadas o minusvaloradas, y en ocasiones razones no les falta. Pero quizá durante muchos años hemos contribuido a que esto sea así, a reforzar ese sistema jerárquico que otras combatieron para eliminarlo. Y en esa herencia nos movemos ahora. 
Canon EOS 1200D
Creo que debemos luchar por hacernos con áreas del sistema sanitario, con esas áreas que nadie ocupa, sobre todo en la gestión. Las nuevas generaciones estamos preparadas, y las enfermeras con mucha experiencia también lo están aunque a veces no se den cuenta. 

Hay miedo a los cambios, sí, pero estos cambios son necesarios para que la profesión siga creciendo. No hay que huir de las "enfermeras de enlace" o de las "enfermeras de gestión de casos", no hay que temer a la investigación o a la educación. Porque yo soy más que la que abre la puerta o la que rellena un papel. Porque yo aporto mucho valor en una consulta médica o en una planta de hospitalización, aporto mucho valor en un área de exploraciones complementarias, en una empresa, en una residencia para personas de la tercera edad, en Urgencias, en un colegio, en una UCI o en Atención Primaria.

Démosle valor a nuestra profesión.

@Ohihane

Comentarios

  1. Lo siento, pero voy a discrepar.
    Dices: "Muchos consideran que esta es una profesión de segunda categoría". Yo creo que a quienes opinan así les falta perspectiva. Las cosas no se ven de igual manera cuando las vives en primer plano que cuando tomas distancia. Esto mismo ocurre con muchas otras profesiones (carnicero, panadero, peluquero). Mientras el salario sea el único rasero nos faltará perspectiva.
    En cualquier caso, y para que conste, yo pertenezco al otro grupo, al que NO considera la enfermería como una subprofesión.
    Dices: "Sé que muchos opinan que fui a peor pero tengo el total convencimiento de que es la mejor decisión que he tomado en mi vida". En cambio yo creo que cada vez que uno sigue su instinto y alimenta su deseo imperioso de convertirse en algo en la vida, triunfa. Y sabe que ha triunfado cuando el sueldo que cobra por hacer ese trabajo no es demasiado importante. Te sientes pagado a un nivel diferente, te sientes lleno, pleno.
    Acabo con una nota inspiradora (creo), un frase que tenemos colgada en mi lugar de trabajo. Dice:
    "Follow your heart. It knows the way".

    ResponderEliminar
  2. Este post ha surgido tras unas palabras de un médico del CHN. No creo ni que sea relevante que tenga un cargo de dirección.
    Este hombre ha metido unas palabras en una urna, las ha agitado y las ido utilizando para crear una frase desafortunadísima "el escaso valor añadido que aporta la enfermera...". Leyendo el texto que alberga esta frase, en su totalidad se entiende que no ha querido decir lo que parece que quiere decir, pero con esa frase se queda el colectivo.
    En fin, estas cosas pasan, y no está mal que pase para que pensemos en lo que somos y en lo que queremos ser.

    ResponderEliminar
  3. Sabes que siempre lo digo y lo diré: todos formamos parte de un equipo POR Y PARA EL PACIENTE, que es el único que importa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olaia, primero gracias por navegar por mi mundo de filigranas.
      Respecto a este tema, tú también sabes que yo más que nadie tiendo a no ser corporativista y no me siento acomplejada por nada. Pero también creo que cuando me siento en la necesidad de publicar mi opinión acerca del valor de las enfermeras en la atención de los pacientes, es porque en ocasiones se menosprecia nuestro trabajo.

      Si algún día trabajamos juntas, ya sabes quien mandará ;-) (yo, jajajaja!) Nada de decisiones conjuntas...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Hutus y tutsis. Rwanda en el olvido.

Iridiología, otra pseudociencia