Entradas

Burdeos a través de mis ojos

Imagen
Un viaje a través de 25 siglos de historia que te invito a hacer conmigo. 

Desde la Torre Pey-Berland podemos ver la ciudad, sus barrios y calles, y otras torres que compiten por alcanzar las nubes. Esta torre alberga el campanario de la Catedral de Saint-André y fue construida en el s.XV aislada del templo porque se creía que los arcos de la catedral no podrían sostener una campana de 11 toneladas de peso.  Volvemos al suelo y seguimos las vías del tranvía, sin miedo a que nos sorprenda, buscando la mejor fotografía. ¿Por qué brilla el asfalto que envuelve los raíles? Será para que lo miremos. Si seguimos esas vías llegamos a Saint Michel. Un campanario que llaman "la flecha" alberga un carrión de 22 campanas que cada 15 minutos ofrecen su melodía a quienes recorremos los paseos urbanos del antiguo Burdeos. Y una puerta que abre el paso a los visitantes, la puerta de Aquitania, anoche coloreada como un arcoiris. Sí, arcoris. 
Acompañamos nuestro viaje con desayunos de encanto,…

Melanoma

Hoy 13 de junio es el día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel. No nos damos cuenta de cómo se tatúan los rayos del sol en nuestra piel, año a año desde que éramos pequeños. Aún hoy hay quien cree que si se quema se pondrá más moreno o que si toca una planta estando con la regla, ésta morirá, o morirán ambas... en fin. 
Es el día para hablar del cáncer, para hablar del melanoma. Es curioso cómo flotan las preguntas en mi cabeza, y cómo una pregunta me lleva a otra y otra a otra... ¿De dónde proviene esa palabra? Melanoma... puedo pensar en otra que empiece igual, a lo mejor me sirve de pista. Melanina, melancolía, melena...   
La palabra Melanoma proviene del griego μελάνωμα. Y como pensaba, todas estas palabras tienen la misma raíz. Melas que significa oscuro o negro. La melancolía es uno de los cuatro humores principales del organismo según Hipócrates y Galeno, el humor negro. Melas y kholis que significa bilis. 
Ya conozco el origen de la palabra, y el origen del melanoma. 

Dudar de las dudas

Ayer te vi, caminabas hacia mí, generándome dudas, dudas y miedos, quizá tú sentiste lo mismo. Una frase estúpida y un 'garbancito' de testigo. Hablemos de tus dudas...
Antes de tomar una decisión es habitual dudar, saltar del sí al no y del no al sí continuamente, vacilar entre dos alternativas. Dwo, duo, du, que significa 'lo que está entre dos cosas'.
La vida está llena de determinaciones, continuamente tomamos decisiones que modifican nuestro futuro de alguna manera, pero no podemos anticiparnos al "mañana" por lo que la respuesta ante las dudas es clara: mira antes de saltar, pero ¡salta!.
Hay quienes sufrimos de incertidumbre crónica. Cada vez que nos montamos en un tren nos preguntamos: ¿me llevará donde yo quiero? ¿y si me bajo? ¿va demasiado rápido este tren? No sé por qué somos así, pero lo que sí tengo claro es que si te bajas de este tren nunca sabrás dónde te llevará. Bajarse del tren significa volver caminando cabizbajo a tu tan amada zona de confo…

El tiempo...¿cura?

Imagen
Dicen que el tiempo lo cura todo, que la calma siempre llega cuando menos te lo esperas, pero la verdad es que cuando estás inmerso en un huracán de emociones no eres capaz de asomarte a ese futuro esperanzador. 
Aunque a veces la calma llega, de manera efímera y probablemente más fugaz de lo que nos gustaría. Esa quietud está en el centro del huracán, ahí donde dice la ciencia que no hay nada, ni vientos, ni tormentas, ni nubes.  Ese ojo, ese pequeño agujero de tranquilidad puede llegar a tener unos 30 km de diámetro, suficiente para encontrar en él un buen lugar desde el que ver cómo todo gira a nuestra alrededor. No es el tiempo el que lo cura todo, el tiempo no cura absolutamente nada, solo diluye los recuerdos. Somos nosotros mismos los que sanamos nuestras heridas adaptándonos a nuevas etapas, reinventándonos continuamente, superando obstáculos que antes creíamos insalvables, huyendo de los huracanes, corriendo en otra dirección...
Tú eras el huracán, y yo la alta  torre que desafía…

Puta mariposa

Imagen
Anoche en la serie 'el Ministerio del Tiempo' uno de los personajes dijo: "El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo. Puta mariposa".
El efecto mariposa es una teoría que proviene de un proverbio chino que dice que 'el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo'. Y así es, en un contexto de caos, no se pueden predecir los cambios que producirá una pequeña perturbación.
Fue Edward Norton Lorenz, quien en 1973 puso fin a su trabajo sobre la Teoría del Caos. Este matemático estadounidense decía que si nos imaginamos una mariposa moviendo sus alas a gran velocidad en una parte del mundo y un animal estático en la otra parte, la acción de la primera hará que ambos sean diferentes en el futuro.  
Nosotros, nuestros sistemas son más o menos estáticos pero todos tienden a un desorden natural (la entropía otra vez) y por ello, hacer predicciones sobre lo que pueda pasar en un futuro lejano es complicado ya que en ese espa…

Lex artis en la enfermería

El Colegio de Enfemería de Navarra me brindó la posibilidad de colaborar en su nuevo proyecto: un blog para las y los enfermeras/os donde podamos hablar de temas diversos que tengan que ver con nuestra profesión. 
LEX ARTIS O LA LEY DEL ARTE DE CUIDAR PARA ENFERMERÍA Aristóteles en sus obras difundió la idea de que en la medicina, la arquitectura y la poesía se podían producir transformaciones en la naturaleza de las cosas: en la salud, en el paisaje o en la musicalidad y armonía de las palabras. Este sería el origen del término lege artis que contiene la distinción entre lo que la naturaleza crea y el hombre “re-crea”. 
La lex artis es la obligación de observar las reglas propias de la profesión y cuando se emplea la expresión lex artis ad hoc se complementa el significado al deber de que el comportamiento profesional tenga en cuenta las circunstancias específicas de cada caso. 
Históricamente se hablaba de la lex artis médica, siendo éste el único responsable de todo cuanto aconteciera …

Quiero alas

Quiero alas para volar. 
Una huida hacia adelante consecuencia del cansancio crónico de encontrarme una y otra vez conmigo misma. Si pudiera volar lo haría lejos y muy alto, hasta tocar las nubes, hasta no ver más que estrellas. 
Quiero alas para volar. 
Tener otra perspectiva, desde arriba, donde todo se ve más pequeño, casi insignificante. Codearme con aviones.
Quiero alas para volar. 
Lanzarme al vacío y no tener miedo a lo que pase, saber que en cualquier momento abriré mis alas y me marcharé de ese instante.
Quiero alas para volar.
Sentir vértigo, sentir que sigo viva. 
"Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?" Frida Kahlo